Impactos ambientales de la moda rápida

Impactos ambientales de la moda rápida 615 410 michel

Gracias a internet y a las redes sociales, las tendencias de la moda se mueven más rápido que nunca. Esto supone que las personas quieran comprar los artículos a la vanguardia, con precios asequibles, dándoles poco uso y luego desecharlos. Esto lleva a las compañías a producir lo más rápido posible, antes de que la tendencia sea reemplazada por otra. Así es como la nueva relación entre oferta y demanda creó lo que se conoce como “Fast fashion” o moda rápida. 

La demanda mundial actual es de más de 80 mil millones de artículos de ropa cada año. Y en los últimos 15 años, la producción y el consumo de ropa a se ha duplicado

En este artículo, hablamos  sobre la industria de la moda rápida y te explicaremos cómo impacta negativamente al medio ambiente.

Algunas marcas como Zara presenta 24 colecciones por año, mientras que H&M ofrece entre 12 y 16.

¿Cómo la moda rápida impacta en el medio ambiente?

La moda rápida conlleva un costo medioambiental significativo, de hecho, la industria de la moda es la segunda más contaminante, por detrás de la industria petrolera. Y el daño ambiental aumenta a medida que crece la industria, los efectos negativos más relevantes son los siguientes:

1. Genera una enorme  huella de carbono

La industria de la moda produce el 10% de todas las emisiones de carbono mundiales. Emite más CO2 que los vuelos internacionales y el transporte marítimo combinado.

Por ahorro de costos, la mayor parte de la cadena de suministro de la moda, materia prima, producción y comercialización, se hace en diferentes partes del mundo. Especialmente, los artículos de la moda rápida, deben ser transportados miles de kilómetros por avión o barco para llegar a su destino. Esto,junto con la  energía que usa tanto la cadena de suministro como la fase de consumo, se traduce en una importante huella de carbono. 

Otro de los problemas ambientales de la moda es la producción de polímeros sintéticos que se utilizan en la fabricación de prendas para que duren más. Sin embargo, no se encuentran naturalmente en el planeta, por lo que deben ser fabricados sintéticamente.

2. Explota los recursos naturales

La industria de la moda es el segundo consumidor más grande del suministro de agua del mundo.

El aumento en la producción de ropa requiere más recursos naturales para la producción de materias primas, como el algodón, la lana, o piel, Esto agota aún más nuestros recursos forestales, hídricos y terrestres.

Se necesitan alrededor de 700 galones de agua para producir una camisa de algodón. Es el equivalente a 8 tazas al día durante 3 años y medio.

Además, se requiere mucha agua para teñir y fabricar textiles. Por ejemplo, una tonelada de tela teñida puede requerir hasta 200 toneladas de agua para su producción.

3. Contamina los recursos hídricos

Lavar la ropa libera 500,000 toneladas de microfibras al océano cada año, el equivalente a 50 mil millones de botellas de plástico.

Según La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, el 35% de los microplásticos que llegan al océano vienen de las fibras sintéticas. Cada vez que lavamos ropa hecha con estas fibras, se deshilan, pudiendo liberar hasta 728.000 fibras por lavado.

Adicionalmente, la mayoría de la fabricación de ropa se realiza en países en vías de desarrollo, donde las leyes ambientales pueden no ser tan estrictas. Esto significa que muchas veces, las aguas residuales no tratadas de las fábricas se vierten directamente en ríos o lagos, las cuales pueden ser extremadamente tóxicas que dañan los ecosistemas y la salud de las personas.

Leer más sobre la contaminación del agua.

4. Genera una enorme cantidad de desechos

El equivalente a un camión de basura lleno de ropa se quema o se tira en un vertedero cada segundo.

De acuerdo con la Fundación Ellen MacArthur, una familia occidental tira un promedio de 30 kilos de ropa por año. El 73% de esta será quemada o tirada en un vertedero. Solo alrededor del 12% será reciclado, sin embargo, menos del 1% de esto será usado para hacer ropa nueva.

5. Abuso de derechos humanos

Actualmente, trabajadores de la industria de la moda aún siguen enfrentando salarios miserables y condiciones de trabajo peligrosas. 

¿Qué podemos hacer? 

Existen soluciones y alternativas para mitigar estos problemas, y tu puedes ser parte de este cambio, a continuación, te decimos cómo puedes contribuir: 

  • Crear conciencia y difundir soluciones.
  • Compra marcas sostenibles.  
  • Compra menos ropa y de mejor calidad.
  • Comprar ropa de segunda mano 
  • Dona tu ropa no deseada.
  • Recicla tu ropa no deseada.
  • Elige fibras orgánicas y fibras naturales que no requieran la producción de productos químicos.
  • Elige fibras con bajo consumo de agua como lino, fibras recicladas, etc.
  • Elige ropa hecha en países con regulaciones ambientales más estrictas para los fabricantes (UE, Canadá, EE. UU. …).
  • Busca prendas con etiqueta de certificación que controle el contenido químico, como OEKO-TEX®, GOTS o BLUESIGN®.