¿En qué consiste el consumo consciente?

¿En qué consiste el consumo consciente? 600 400 SaveThePlanetNow

Seguramente hayas oído hablar más de una vez sobre el consumo consciente. Pero para saber en qué consiste, primero debes conocer algunos términos como la huella de carbono

La huella de carbono es la cantidad de gases de efecto invernadero que generamos cuando desarrollamos un producto o cuando realizamos ciertas actividades. Por lo que cada uno de nosotros dejamos una huella que se verá afectada por acciones tales como el tipo de alimentación que llevamos, la compra que realizamos o el transporte que utilizamos.

Las decisiones que tomamos en nuestro día a día repercutirán de forma directa en el cambio climático. Los gases de efecto invernadero y, en especial, el CO2 se acumulan en la atmósfera y hacen que se mantenga el calor que emite la Tierra. 

Esta situación ha ocasionado que la temperatura de la Tierra haya aumentado ya 1,1º desde el inicio de la época preindustrial. 

Pero esto se puede controlar, solamente tenemos que saber cual es nuestra huella de carbono. Para ello existen calculadoras que nos ayudan a saber cuánto CO2 generamos. Además de esto, podemos reducir este consumo mediante la reutilización y el reciclaje.

Cambio climático

El cambio climático es un factor que nos afecta a todos por igual. Nuestro planeta ya ha sufrido cambios de manera natural, sin embargo, se producían de forma más lenta. En cambio ahora, debido a la actividad humana, estamos obteniendo niveles nunca antes vistos que se están convirtiendo en una amenaza para la vida tal y como la conocemos.

Este problema trae consigo consecuencias catastróficas: fenómenos meteorológicos más agresivos, incendios, inundaciones y sequías son solo algunos de los resultados que vemos diariamente. 

De ahí la importancia de que todo el mundo se conciencie y tome cartas en el asunto.

¿Cómo podemos reducir el impacto?

Uno de los mayores aceleradores del cambio es el sector energético, ya que muchas empresas usan fuentes no renovables para generar energía. Existen muchas medidas que se pueden adaptar para mitigar el impacto en el sector energético:

1. Utiliza bombillas y lámparas de LED: reducirás el consumo hasta en un 90%. No te olvides de apagar las luces en aquellas habitaciones donde no haya nadie. 

2. No dejes enchufados los cargadores: aunque pensemos que no están utilizando electricidad, lo cierto es que sí lo hacen. 

3. Deja descansar a tu ordenador: no hay duda de que con la gran evolución que ha sufrido la tecnología, cada vez son más los que tienen ordenadores. Intenta poner el modo ahorro de tu portátil para que este consuma menos y, por supuesto, apágalo si no lo estás utilizando. 

4. No uses secadora: aprovecha el buen tiempo o el calor de tu casa para secar la ropa. Así, aparte de hacerle un favor al planeta, también se lo harás a tu factura.

5. Instala doble ventana: en los meses de más frío, el consumo de la calefacción es desorbitado. Por eso, para ahorrar en energía, nosotros recomendamos poner doble ventana, así reducirás la pérdida de calor de tu hogar.

6. Lava tu ropa con agua fría: Este simple gesto podría ayudarte a  y podrás reducir el consumo de tus facturas hasta en un 80%. 

7. Ventila la casa rápidamente: para ventilar las habitaciones, no olvides apagar la calefacción y recuerda no abrir las ventanas más de 10 minutos. Esta acción hará que no se enfríen las paredes y la compensación de la pérdida será mucho menor. 

Cuidar del planeta es obligación de todos nosotros, es el único sitio que tenemos para vivir. Por eso, en Save The Planet Nowestamos muy concienciados con aportar nuestro granito de arena. 

Llevando a cabo algunas de estas medidas, reduciremos nuestra huella de carbono y esto contribuirá directamente a un planeta más sano. ¿Quieres saber más sobre cómo cuidar el sitio en el que vives? ¡Visita nuestra web!